19.8 C
New York

¿De la finca Daktari a la conspiración en Miami?: La trayectoria de Gustavo Adolfo Zingg Machado, un venezolano con doble identidad

Published:

En la madrugada del 9 de mayo de 2004, la historia venezolana se vio envuelta en un capítulo turbulento. Se trató de la Operación Daktari. Este plan de golpe de Estado, cuyo objetivo era derrocar al entonces presidente Hugo Chávez, se materializó en la finca Daktari, ubicada en Caracas, entre los municipios El Hatillo y Baruta. El suceso fue bautizado popularmente como “los paracachitos”, por el hallazgo de un lote de «cachitos» o panecillos típicos de la gastronomía venezolana, en el lugar del operativo.

Las autoridades venezolanas capturaron a 153 personas en la finca, propiedad del cubano Robert Alonso, lo que desató una controversia sobre la existencia de un complot para desestabilizar el gobierno de Chávez. La oposición política, sin embargo, minimizó la importancia del evento, alegando que no se trataba de un plan concreto, sino de un incidente aislado.

El allanamiento de la finca y la captura de presuntos paramilitares colombianos evidenciaron la existencia de una amenaza contra el gobierno de Chávez, según denunció el entonces mandatario, aunque la oposición insistió en que no se trataba de un plan organizado.

Paramilitares colombianos detenidos durante la Operación Daktari

Las autoridades venezolanas presentaron como prueba de la existencia de la Operación Daktari la captura de un grupo de paramilitares colombianos, quienes, según las investigaciones, se encontraban en la hacienda Daktari a la espera de órdenes para ejecutar el plan de golpe.

La captura de los paramilitares se convirtió en un punto de inflexión en la política venezolana, generando tensiones entre el gobierno y la oposición, que continuaron sus disputas a pesar del descubrimiento del supuesto plan de golpe.

El hombre de dos nombres: Gustavo Adolfo Quintero Machado y Gustavo Adolfo Zingg Machado

El nombre de Gustavo Adolfo Quintero Machado, protagonista de la Operación Daktari, resonó en la ciudad de Maracaibo, estado Zulia, donde había establecido su vida, y donde también es identificado ahora con un segundo nombre: Gustavo Adolfo Zingg Machado.

La adopción de este segundo nombre se produjo tras el reconocimiento de su padre, por parte de su abuelo.

Gustavo Adolfo Zingg Machado había adoptado inicialmente el apellido Quintero de su padre, pero luego lo cambió por el apellido Zingg, una vez que su abuelo, Gustavo Zingg Aranguren, reconociera a Humberto Quintero, el padre de Zingg Machado.

Gustav August Heinrich Zingg Miersen, padre de Gustavo Zingg Aranguren y bisabuelo de Gustavo Adolfo Zingg Machado, emigró de Hamburgo, Alemania, a la ciudad de Maracaibo en 1899. Se integró como empleado de la empresa Christern & Co., dedicada a la importación de artículos de moda provenientes de Francia, Alemania y Nueva York.

Su carrera en Christern & Co. progresó rápidamente. En 1906, Zingg Miersen fue ascendido a apoderado general de la empresa. Su posición le permitió ingresar a los círculos sociales más selectos de Maracaibo. Ese mismo año, contrajo matrimonio con Margarita Aranguren Pocaterra, miembro de una familia con una historia ligada al comercio e incluso a la política venezolana.

El apellido Aranguren, por el lado materno de Margarita, se extendía hasta Isabel P. de Aranguren, quien en 1885 figuraba en la lista de comerciantes importadores. Por el lado paterno, la familia Aranguren estaba relacionada con Antonio Aranguren Leboff, descrito como un «famoso millonario» que obtuvo concesiones petroleras y participó activamente en la política venezolana.

Zingg Miersen no solo se dedicó al comercio, sino que también fue uno de los fundadores de la Cervecería Zulia. Sin embargo, la política del momento lo obligó a renunciar a la presidencia de las Cervecerías Unidas de Zulia y Maracaibo en 1936. La empresa se encontró en la lista negra de Reino Unido y Estados Unidos al ser considerada simpatizante del régimen nazi alemán. Ya entonces había quienes opinaban que el águila, imagen gráfica de la empresa, era similar al símbolo de la Luftwaffe, la Fuerza Aérea Alemana nazi.

Comparación del logotipo de la Cerveza Zulia con el utilizado por la Luftwaffe, la Fuerza Aérea Alemana nazi.

El hilo familiar y la conexión con el golpe de Estado

La historia familiar de Gustavo Adolfo Zingg Machado se extiende a través de una red de conexiones que revelan una compleja red de relaciones personales y comerciales. Su abuelo, Gustavo Zingg Aranguren, tuvo varios hijos con Irene Reverón Mijares, pero tuvo un hijo fuera de este matrimonio, el padre de Gustavo Adolfo Zingg Machado.

Gustavo Zingg Aranguren era hermano de Hermann Zingg Aranguren, padre de la diseñadora de modas Margarita Zingg Reverón y de Hermann Zingg Reverón. Este último, a su vez, es padre de Alejandro Zingg Puppio, un nombre que ha aparecido en Estados Unidos relacionado al caso Raúl Gorrín.

A pesar de la complejidad del árbol genealógico familiar, la historia de Gustavo Adolfo Zingg Machado adquiere un giro crucial con la Operación Daktari. El día de la captura de los paramilitares en la Hacienda Daktari, en el año 2004, el líder paramilitar colombiano José Ayala, conocido como «Comandante Lucas», hizo una llamada telefónica a Gustavo Adolfo Quintero Machado, justo antes de ser detenido.

Antes de su captura, Ayala y Zingg Machado intercambiaron 73 llamadas telefónicas. Inmediatamente después de la llamada con Ayala, Zingg Machado contactó en 31 ocasiones al actor Orlando Urdaneta, figura opositora de la televisión, quien participó en el golpe de Estado de abril de 2002. Urdaneta, según las investigaciones, debía coordinar con un mayor ligado a la oposición para que la Policía Metropolitana de Caracas permitiera el libre tránsito de los paramilitares por la ciudad.

Gustavo Zingg Machado detenido por la policía de Miami en 2011

La participación de Zingg Machado en el complot para derrocar a Chávez se hizo pública el 14 de mayo de 2004, cuando el propio Hugo Chávez, en una conferencia de prensa con medios internacionales, reveló detalles sobre la Operación Daktari. Chávez presentó una fotografía de Quintero Machado (Gustavo Zingg Machado), señalando que era visto entrando y saliendo constantemente de la finca Daktari, llevando suministros.

Chávez también aseguró que Quintero Machado se encargó de trasladar a uno de los paramilitares al odontólogo y de gestionar un acta de defunción para otro paramilitar que había muerto por un infarto. La información ofrecida por Chávez demostraba la participación activa de Quintero Machado en la Operación Daktari.

El recorrido profesional de un hombre envuelto en la polémica

Licenciado en administración de empresas, con una maestría en finanzas, Gustavo Adolfo Quintero Machado, desde antes y después de su participación en la Operación Daktari, forjó una trayectoria profesional en diferentes sectores, especialmente en el área financiera. Entre 1984 y 1997, ocupó el cargo de gerente de finanzas de Pequiven, la empresa estatal petroquímica venezolana, tras haber cursados estudios en la Universidad Rafael Urdaneta, en el estado Zulia, donde obtuvo la licenciatura y en el Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA), en Caracas. donde realizó el posgrado. Posteriormente, entre 1997 y 2002, se desempeñó en el área financiera de la petrolera Shell.

En el año 2002, Quintero Machado co-fundó CARSA, Inc., una empresa con operaciones en el ámbito petroquímico a nivel internacional, en la que estuvo hasta 2006. Su actividad en CARSA, Inc. coincidió en época con su participación en la Operación Daktari.

Tras su participación en el complot contra Chávez, Quintero Machado, bajo su nuevo nombre, Gustavo Adolfo Zingg Machado, continuó su carrera profesional. Entre 2004 y 2009, trabajó como consultor en el Grupo Financiero Davos, y luego fue gerente financiero en Barnett Capital Group y en una empresa de investigación científica.

A partir de 2016, Zingg Machado asumió el cargo de ejecutivo financiero en la South Florida Veterans Affairs Foundation for Research and Education (SFVAFRE), una organización sin fines de lucro que apoya la investigación y la educación en temas relacionados con los veteranos de guerra.  La fundación, establecida en mayo de 1990 en Florida, está afiliada a los centros médicos de veteranos de Miami y Orlando.

Sin embargo, su carrera se vio manchada por un incidente con la policía de Miami en 2011, que culminó con su detención. Según se conoció entonces, Zingg Machado fue arrestado en dos ocasiones por presuntos casos de violencia doméstica.

En 2012, el gobierno de Chávez difundió un audio de una conversación telefónica en la que supuestamente Zingg Machado ofrecía apoyo financiero a la campaña del entonces candidato presidencial Henrique Capriles Radonski. La conversación, según denunció el chavismo, se produjo entre Zingg Machado y el padre de Capriles Radonski, quien le sugería a Zingg dar su aporte mediante dinero en efectivo, obviando los controles electorales oficiales sobre donantes de campaña.

Las actividades públicas de Zingg Machado desde 2012 han sido escasas y poco claras. Residente aún en Miami, se ha especulado sobre su posible participación reciente en nuevas conspiraciones contra el gobierno de Nicolás Maduro, aunque no se han informado detalles concretos.

Desde el punto de vista empresarial, Gustavo Zingg Machado participó en fugaces sociedades familiares en Estados Unidos y Panamá entre los años 2006 y 2007, aunque luego su situación económica ha enfrentado altibajos.

También se ha especulado sobre un posible parentesco con María Corina Machado, líder de la oposición venezolana. Sin embargo, no se ha confirmado una relación familiar directa entre el difunto padre de María Corina Machado y la madre de Gustavo Zingg Machado. Se sabe que la madre de Zingg Machado no es tía de la dirigente política, descartándose la posibilidad de que ambos sean primos, como se ha rumoreado.

La historia de Gustavo Adolfo Zingg Machado, entrelazada con la Operación Daktari, revela un complejo entramado de relaciones, intereses y acciones, que han marcado su vida y han generado polémica en el contexto político venezolano.

Por AveFenixNoticias

ULTIMAS NOTICIAS

DESTACADAS